Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Hay que reconocer que, de entrada, el esfuerzo no es nada seductor. Si
podemos conseguir nuestros objetivos sin esforzarnos, tendemos a
hacerlo. Aun así, el esfuerzo es necesario; continua siendo
imprescindible. Muchas veces, antes de hacer un esfuerzo pedimos ayuda
a los demás, y esto nos convierte en inmaduros dependientes, carentes
de autonomía. El esfuerzo es siempre una tensión, un desgaste, un
trabajo físico o psíquico que nos agota, pero que deja su poso en el
alma.

Otros libros del autor