Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Todo comenzó en 1954, cuando Washington decidió derrocar al primer
presidente de Guatemala elegido democráticamente, Jacobo Arbenz. Pero
fue durante la agresión a la naciente revolución cubana que el equipo
de choque tomó cuerpo y creció hasta convertirse en el instrumento
idóneo para las prácticas de la "guerra sucia". Desde entonces, sus
acciones clandestinas, de naturaleza criminal, han servido para
imponer la ley de Washington en múltiples ocasiones.


El "Equipo de Choque" fue pues creado para realizar las peores tareas
de la política exterior estadounidense. Pero no sólo lo formaron
paramilitares, o agentes con licencia para matar. Las operaciones
clandestinas fueron preparadas por personalidades relevantes, por
políticos, algunos de los cuales siguen hoy en activo.


Si los gobiernos republicanos se destacaron por impulsar y utilizar el
equipo, el clan de los Bush ha sobresalido por brindar protección
incluso a los más sangrientos de ellos, concediéndoles impunidad al
margen de las propias leyes estadounidenses.

Otros libros del autor