Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Los disparates del Diccionario Biográfico de la Academia de la
Historia o recientes soflamas políticas evidencian la descarada y
burda manipulación que nuestros gobernantes y algunos historiadores,
periodistas y líderes de opinión consuman con el pasado remoto o, aún
peor, reciente, justo cuando proliferan trabajos desvelando las
atrocidades de la guerra y la dictadura. Miquel Izard ha recopilado un
gran fondo documental sobre la Retirada de Cataluña, un tema poco
tratado por los historiadores que concluyen sus crónicas el 26 de
enero con la caída de Barcelona. Pero desde finales de 1938 a
principios de 1939, durante poco más de quince días, ante el avance de
los nacionales, salieron del Principado medio millón de personas, más
de la mitad refugiados del resto de España, y entre ellos bastantes
soldados y muchos heridos o mutilados. Los más privilegiados huyeron
en automóvil, con recursos y documentos, otros en camión o carro, pero
la mayoría salieron a pie en un éxodo dantesco a causa del hambre, la
sed y los ametrallamientos y bombardeos de la aviación fascista (sólo
en Figueres hubo 203 muertos), empeorado por una climatología adversa
con lluvia y frío, lo que provocó un gran número de fallecimientos y
suicidios, perjudicando como siempre a los más vulnerables: ancianos,
enfermos y niños. La política despiadada de París que derivó a los
exiliados a campos de concentración contrasta con muchas pruebas de
dignidad y fraternidad por parte de organizaciones como la Cruz Roja,
los cuáqueros, la Aide Suisse aux Enfants Espagnols, que luego
organizó la Maternidad de Elna, o de ciudadanos sencillos del otro
lado de la frontera.

Otros libros del autor