Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Aunque en la España de los primeros años del franquismo apenas había
judíos ni masones, la propaganda del régimen quiso presentarlos como
dos fuerzas estrechamente ligadas que conspiraban sin descanso contra
los intereses patrios. Cabe preguntarse por qué dos grupos tan
minoritarios y tan diferentes fueron considerados conjuntamente por la
propaganda oficial como el gran enemigo judeo-masóncio a combatir.
¿Qué beneficio se obtenía? ¿Qué había tras esta suerte de rival
imaginario? El presente libro estudia la propaganda antisemita y
antimasónica de los inicios del franquismo (1936-1945). Se analizan
los contenidos de periódicos, folletos y libros, pero también los de
otros mediso de propaganda menos estudiados (octavillas o carteles).
Aquí se ofrece al lector una explicación del origen del mito
judeo-masónico, una interpretación de sus funciones y uan indagación
sobre la postura de Franco y el papel que desempeñó, un aspecto poco
conocido aún. Estamos ante una historia a menudo sorprendente en la
que se cruzan integristas católicos, periodistas, masones
arrepentidos, pretendientes al trono, oscuros escritores, falangistas
más o menos fanáticos, espías y falsarios de condición diversa.