Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Este libro, que presentamos a la consideración de la clase médica
interesada en la Electrocardiografía, no sigue los moldes
convencionales porque omite toda referencia al Electrocardiograma
normal. Tal omisión se explica porque entendemos innecesaria la
revisión de un tema que es parte de todo libro que se publica al
respecto y todo médico debe conocer. Incluimos sin embargo las señales
eléctricas descritas con posterioridad al año 1895 cuando Einthoven
describió las ondas P, Q, R, S y T y poco después una sexta onda a la
que llamó U.
Las ondas J de Osborn y Epsilón de Fontaine son hallazgos del sigloáxx
y su descripción no aparece en los textos habituales porque son
motivo y materia de revistas especializadas. Creemos que la inclusión
señalada sirve el propósito de mejorar la cultura médica general. El
síndrome de Brugada en sus diversas modalidades no constituye una
señal nueva pero sí expresa la genialidad de unos hermanos que
supieron ver la potencial letalidad de señales eléctricas
aparentemente inofensivas.
En el anexo que cierra el contenido de este libro aparece también una
señal eléctrica observada una vez en más de 60 años de relación con la
Electrocardiografía, cuya electrogenia y significación semiológica no
puedo precisar.

Otros libros del autor