Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Una educación que se desentiende de formar para la vida y el vivir
humano, que se centra, sobre todo, en la transmisión de contenidos
orientados al ejercicio profesional, difícilmente va a poder
contribuir a solventar los graves problemas que afectan a nuestra
sociedad. Desprovista de toda narrativa, sin presentar a los jóvenes
los escenarios del vivir y sin proveerles de los conocimientos
necesarios para comprender el alcance y los límites de nuestras
facultades mentales, esa educación «profesionalizadora» deja
prácticamente en manos del caos existencial el futuro de las personas
y de las sociedades. Porque tomar conciencia del contexto social en
que se vive y de lo que significa «pensar», «sentir» o «comunicar», en
definitiva, autoconocerse, es, como ya significara J.?J. Rousseau en
El Emilio, esencial para la formación de las personas y el desarrollo
de su autonomía responsable. Esta es la educación olvidada a la que
aquí nos referimos y que consideramos indispensable para afrontar las
exigencias de nuestro mundo y los males que le aquejan. A cuantos se
interesen por remediarlos y, muy especialmente, a quienes lo pretendan
desde el mundo de la educación, confío en que pueda serles útil la
lectura de este libro.