Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Durante la Primera Guerra Mundial, el antropólogo Bronislaw Malinowski
quedó retenido, muy a su pesar, en las islas Trobriand, en la costa
oriental de Nueva Guinea. Esta desgraciada circunstancia le ofreció,
sin embargo, la oportunidad de convivir una larga temporada con los
nativos, aprender su lengua, participar en su vida cotidiana, y lo que
es más importante: revolucionar por completo la disciplina de la
antropología mediante la invención de una metodología de trabajo de
campo radicalmente nueva. Fue por tanto gracias a esta imposición del
destino que Malinowski pasó a convertirse en el padre en la
antropología social contemporánea y en una de las figuras
intelectuales más importantes del siglo XX. Durante ese tiempo en las
Islas Trobiand, comenzó las investigaciones que le llevarían a la
redacción de este libro, un verdadero clásico de las humanidades
inexplicablemente inédito hasta ahora en nuestro país. Se ocupó de
estudiar la relación de los nativos con la sexualidad, el erotismo, el
incesto, la represión, el poder y la paternidad. Para ello se acercó
a las propuestas del psicoanálisis, que en aquellas fechas
popularizaba Freud en Europa, pero llegó a conclusiones muy distintas:
fue capaz de demostrar de forma científica que el complejo de Edipo
no es universal y no se da en todo tipo de sociedades, lo que supone
un desafío al dogma principal de la teoría psicoanalítica, que hace de
este complejo el origen y el principio creador de la cultura, la
religión, la ley y la moral. Por supuesto, las consecuencias políticas
de esta interpretación son fundamentales: la sociedad y el individuo
construidos sobre el complejo y la represión no son los únicos
posibles ni los únicos deseables. El resultado es un libro excepcional
y brillante, revolucionario cuando se publicó por primera vez y que
se ha convertido en una obra de referencia en el ámbito de la
antropología y la psicología del sexo.

Otros libros del autor