Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Cuando Max se puso su disfraz de lobo le entraron unas ganas
irrefrenables de hacer travesuras, y entonces su madre le llamó
«­MONSTRUO!» y Max le contestó «­TE VOY A COMER!». Y le castigaron
enviándole a la cama sin cenar. Encerrado en su habitación, Max
imagina que navega lejos, a un mundo de monstruos donde él es el rey
de todos.

Maurice Sendak
Donde viven los monstruo