Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Babia desaparece y a nadie le importa. Babia no sale en los mapas,
porque a Babia no se va por un camino, se va con los ojos: mirando las
gotas de lluvia en el cristal o siguiendo el vuelo de una mota de
polvo, fijándose en las llamas de la hoguera o repasando el contorno
de las nubes. Lo bueno de Babia es que se puede ir quedándote donde
estás. Hoy se les pide a los niños atención, concentración, y ¿Dónde
está Babia? Reivindica el derecho a distraerse y a ensimismarse.

Otros libros del autor

AYUDAME A PENSAR

No disponible.
Consultar disponibilidad


añadir a
favoritos
añadir a
la cesta
82 OJOS Y UN DESEO

No disponible.
Consultar disponibilidad


añadir a
favoritos
añadir a
la cesta