Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


En el país más profundo de un país una aldea bautizada Dismundo, la
negación del mundo, vive un abandono sin horizontes ni destino.
Rogelio Blanco ofrece nueve retazos de un universo rural del que todos
apartan la mirada y en el que los muchachos aspiran a cultivar la
tierra de algún amo y las chicas a emigrar a la capital como criadas.
Con una humildad que rebosa ternura, emoción y lirismo humano se
cuentan las historias cotidianas de Armelinda, Domiciano, Leontino,
Robustiano, Librada... Personajes de nombres atávicos, la mayoría de
raíz visigótica, que han logrado escapar de la muerte: la mitad de la
tumbas del cementerio pertenecen a niños que duermen el sueño eterno
bajo los brezales acosados por el viento. En palabras de Juan Gelman,
"un universo nocturno en el que hay que aguzar la vista para apreciar
el fulgor de cada uno de sus astros".

Otros libros del autor