Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro
  • EL DIA DEL WATUSI

  • CASAVELLA, FRANCISCO
  • DESTINO
  • 2009
  • 01 ed.
  • Colección: ANCORA Y DELFIN 1163

  • ISBN: 978-84-233-4186-3
  • EAN: 9788423341863

  • 1180 páginas
  • RUSTICA

  • TEMA: NARRATIVA


  • No disponible.
    Consultar disponibilidad

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La gran novela de Barcelona y la transición española.
«La pervivencia literaria de Francisco Casavella está asegurada.»
Times Literary Supplement

«La aventura se presenta y, como siempre, lo hace en forma de miedo y
amenaza. La hija del cabecilla hampón del barrio ha sido violada y
asesinada. Los dedos acusadores apuntan al Watusi, un individuo
famoso en el barrio al que Pepito el Yeyé parece tener como héroe.
Fernando Atienza y Pepito parten en busca de ese misterioso personaje
para avisarle de que fuerzas despiadadas le buscan para vengarse.
Ese día, el 15 de agosto de 1971, la pareja recorrerá la ciudad
desierta bajo una interminable tormenta de verano, un lugar que se
irá convirtiendo poco a poco en el espacio de los sueños de cada uno
de nosotros; el bosque brumoso donde escapamos, donde nos
aterrorizamos, donde conocemos el misterio, la magia, el sexo, el
placer, la mentira, el desengaño y las convicciones que nos
convierten en los seres humanos que, por suerte o por desgracia,
acabamos siendo. En esa búsqueda que se convertirá en fuga, el
adolescente Fernando Atienza averiguará también quién es el Watusi.
Y el Watusi es el rey del ritmo, un bailarín pero también un
criminal, un filósofo, un mercenario, el guardián de la alegría y el
mensajero de la muerte, un secreto que recorre las calles como el
viento, aquello que nuestra imaginación quiere que sea y, a lo mejor,
muy poca cosa.»
Con estas palabras, esbozaba su autor el arranque de El día del
Watusi, que incorpora en la presente edición las correcciones que
había ido introduciendo al manuscrito. Francisco Casavella murió
repentinamente a los 45 años, en diciembre de 2008, mientras escribía
una nueva novela que recuperaba a Fernando Atienza, protagonista y
narrador de la presente. Tampoco él había podido abandonar al Watusi.
Posiblemente sea ésta una obra que cifra su modernidad en una
cualidad mitificadora, resultado de una sutilidad y plasticidad
infinitas. La leemos así como una novela llena de inventiva, en
eterno movimiento, que posee el don de representar el desorden
contemporáneo, y de vencerlo. La obra de un autor