Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La regulación de la economía por los poderes públicos no es un
fenómeno jurídico nuevo, en cuanto que siempre han existido normas de
ordenación e intervenciones administrativas en los sectores más
relevantes.



Sin embargo, a partir de los años ochenta del siglo pasado se inició,
casi simultáneamente en toda Europa, un proceso de privatización de
empresas que operaban en sectores económicos esenciales y que con
anterioridad eran de titularidad pública. El Estado abandonó
rápidamente su posición de gestor de empresas. Al mismo tiempo que su
capital pasaba a manos privadas, se adoptaron medidas de
liberalización de los indicados sectores económicos, algunos de los
cuales organizados antes como monopolios, imponiendo la igualdad de
condiciones en el mercado y la competencia entre operadores.



La ordenación de la economía liberalizada no se dejó, sin embargo, por
completo, a las fuerzas del mercado, sino que se aprobaron normas,
habilitaron intervenciones administrativas, se declararon derechos e
impusieron obligaciones a las empresas. Estas actuaciones públicas
emplearon técnicas e instrumentos no experimentados en nuestra
tradición jurídica o reconfiguraron los conocidos para adaptarlos a
los nuevos principios de relación del Estado y el mercado.



Este conjunto de normas, instrumentos y técnicas de ordenación,
supervisión e intervención, se agrupan en la denominada regulación
pública de la economía. Sobre su disciplina jurídica se han publicado
muchos estudios monográficos en los últimos años, pero era precisa una
sistematización y explicación general. Este último es el objetivo de
esta obra. Su primer volumen analiza los fundamentos e instituciones
esenciales del derecho de la regulación. Los sucesivos estudian las
peculiaridades de la regulación en cada uno de los principales
sectores de la econo