Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El art. 24.2 CE consagra el derecho a no declarar contra sí mismo y a
no declararse culpable, al que se hace referencia frecuentemente como
«derecho a no autoinculparse» o a «no incriminarse», el «derecho al
silencio», el derecho a no ser testigo en causa propia, o incluso un
sedicente «derecho a mentir» en juicio etc. Los diferentes matices y
aspectos del derecho pueden compendiarse en la expresión «derecho a no
incriminarse». Por lo que concierne al fundamento de dicho derecho o
conjunto de derechos y a la significación, alcance y contenido de los
mismos, el desconcierto, la falta de acuerdo y la disparidad de
opiniones resultan de muy considerable magnitud. No sólo entre las
grandes culturas jurídicas (el Common Law y el Civil Law,
señaladamente), sino incluso dentro de cada una de ellas.
El denominador común a todas las formulaciones, direcciones o facetas
del derecho es determinar si y hasta qué punto pueden los ciudadanos
involucrados como acusados o imputados en un procedimiento sancionador
rehusar su cooperación activa en la consecución de elementos
probatorios que pueden acarrearles una condena. Por sólo referir
alguno de las aspectos más acuciantes del tema, discutible y discutida
es, por ejemplo, la cuestión de si la negativa a prestar dicha
cooperación puede, en absoluto, desencadenar consecuencias
desfavorables o perjudiciales para la persona afectada, bien porque
dicha negativa le acarree la imposición de sanciones; o porque pueda
ser en términos probatorios valorada por el órgano sancionador como un
elemento para desvirtuar la presunción de inocencia y sustentar su
condena. Considerables quebraderos de cabeza ocasiona también la
cuestión de si cabe conminar a quien está sujeto a un procedimiento
administrativo de investigación en materia tributaria a que suministre
informaciones o aporte documentos que posteriormente podrían conducir
a probar su responsabilidad penal ante un órgano judicial. El modo en
que se estructura el trabajo es el siguiente. En primer lugar se
llevará a cabo un estudio de carácter histórico centrado en el ámbito
los Derechos inglés y norteamericano. La razón de introducir este
estudio así como de dedicarle una considerable amplitud radica en que
es en dichas culturas jurídicas donde por primera vez se ha plasmado
legislativa o jurisprudencialmente de modo expreso el derecho que nos
ocupa (en el caso de la 5ª Enmienda de la Constitución norteamericana
con rango constitucional) y donde ha recibido un tratamiento doctrinal
más extenso. También se estudia la cuestión en el ordenamiento
jurídico alemán, como exponente de la tradición jurídica continental
europea.
A continuación he llevado a cabo un análisis de la jurisprudencia
sobre el derecho a no incriminarse. En primer lugar han sido objeto de
estudio los escasos pronunciamientos al respecto del Tribunal de
Justicia de la Unión Europea, posteriormente la extensa y rica
jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derecho Humanos en esta materia
y finalmente, la de los Tribunales Constitucional y Supremo español.
Hecho lo cual, ya en una tercera parte del trabajo, he dividido la
materia en una serie de apartados en los cuales he analizado el estado
de la cuestión en la doctrina y en la jurisprudencia española tomando
posición personal sobre los diferentes problemas y cuestiones que
plantea el complejo derecho a no incriminarse.