Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Nada en el archipielago tiene una explicación racional...Yo ya hablo
de Bananaria, que me resulta más sintético y exacto que hablar de
república bananera, porque Dios nos libre que fuésemos una república
aparte, sin los fondos europeos, sin el tratamiento singular en
Europa...estaríamos como en la Argentina del "corralito". El fenómeno
es el mismo. Si ustedes se fijan bien, la única diferencia es que en
Argentina la Unión Europea no mantiene una subvención por persona y
día, encargándose encima de la construcción de casi todas las
infraestructuras, y hasta de muchísimos lujos. Por mucho que se robe,
siempre queda. Como en las tómbolas de pueblo, siempre toca. Hasta que
los contribuyentes alemanes, los trabajadores que viven en sus
Polvorinhausen y sus Rehoyas strassen, y los nórdicos, y los
franceses, y los holandeses...se harten de subvencionar dispendios y
corrupciones españolas a costa de sus impuestos.