Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Estamos asistiendo en nuestros días a un momento privilegiado del
conflicto entre tradición y modernidad. Este conflicto se puede
considerar ya cerrado y consolidado en numerosos ámbitos, como es el
caso de la educación, la salud o las comunicaciones. Sin embargo, en
el caso de la alimentación es precisamente hoy cuando podemos
presenciar esa tensión en vivo, con todo detalle y en plena
efervescencia. En torno a la comida y el comer se ponen en juego todo
un complejo de saberes y prácticas, experiencias y sentimientos,
emociones y sensaciones, identidades personales y colectivas... que
hoy se ven conmocionadas por la formidable colisión simultánea entre
maneras de comer tradicionales, modernas y posmodernas. Estos tres
modos paradigmáticos de vivir y de pensar se nos revelan aquí no tanto
como una secuencia histórica ya acaecida, sino con toda la viveza e
intensidad con que los estamos viviendo esas gentes que comemos todos
los días pero ya no sabemos bien cómo hacerlo, con todas nuestras
angustias y desconciertos, pero también con toda la inteligencia
crítica y la capacidad creativa con que acertamos a conjugar platos y
hábitos tradicionales con la cacofonía informativa procedente de
vecinas y nutricionistas, chefs mediáticos y publicistas, tenderos y
gestores políticos de nuestra salud.


A partir del análisis de numerosas entrevistas, anuncios publicitarios
y noticias de prensa, este libro nos enfrenta con sorprendentes
paradojas, como la ignorancia ilustrada con que nos solemos mover en
cuestiones culinarias, el fetichismo nutricional con que hemos acogido
la supuesta racionalidad alimentaria, o la gastropolítica que rige
los estómagos de unos comensales aparentemente cada vez más libres de
elegir sus menús y organizar sus comidas