Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El Tratado de Wad-Ras selló el triunfo español ante Marruecos en una
guerra, la denominada "Guerra de Africa" (1859-1860), que
había conseguido aglutinar en una causa común a la nación española
durante uno de los períodos más convulsos de su historia.
Tras la crisis de 1898, con la pérdida de las colonias de ultramar, el
norte africano se convierte en el principal foco de la acción
colonial española, que en 1912 se traduce en el establecimiento del
Protectorado Español en Marruecos dentro del contexto internacional
del reparto del continente africano por parte de las potencias
imperialistas europeas.
Sin embargo, el sultanato marroquí iba a presentar una clara
resistencia a la dominación. Su peculiar estructura política y social,
fracturada en múltiples clanes y jefes locales, dificultará tanto
como ayudará, según los diferentes momentos, las campañas emprendidas
por España. Nombres como Abd-el-Krim o Ben Muhamad Raysuli; lugares
como Annual, Monte Arruit o Alhucemas, forman parte de la historia
reciente de amb