Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La dama de provincias ha tenido un pequeño éxito literario que,
lamentablemente, no ha supuesto una mejora sustancial de sus finanzas;
sin embargo ha podido alquilar un pequeño apartamento en Londres al
que va de vez en cuando para escribir con calma y frecuentar el
mundillo literario de la mano de su «querida Rose».
Su diario sigue siendo un fiel reflejo de las cosas que le suceden:
los pequeños problemas que le da la educación de sus hijos y el
gobierno de su casa, la misantropía de su marido, o las indiscretas
aventuras de su escandalosa amiga Pamela Pringe.
En "La dama de provincias progresa", E. M. Delafield continúa con el
relato cotidiano de las desventuras de la dama de provincias, de sus
agobios y preocupaciones, de sus pequeños triunfos, y ahonda en el
vivísimo e inolvidable personaje con el que se identifica cualquier
lector que se haya sentido alguna vez sobrepasado por los quehaceres
del día a día.
Continuación del famoso "Diario de una dama de provincias": un
hilarante retrato de la clase alta británica y una de las más
divertidas novelas de la literatura inglesa del x