Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Una novela llena de ternura sobre el mundo de los niños desde una
perspectiva tan original como apasionante
«He hallado en esta novela un pequeño tesoro de verdad y emoción».
Angela Molina
Febrero de 1957. Antonieta Sensat, que acaba de cumplir ocho años,
abandona Manresa rumbo a Barcelona de la mano de su tía Sagrario, una
aspirante a actriz de variedades que se ha propuesto rescatarla de una
abuela maltratadora. Pronto la niña entrará a formar parte de un
grupo de personajes esperpénticos que la introducirán en el mundo de
la farándula como imitadora de Antonio Molina.
El verano transcurre feliz, de gira por los pueblos de la provincia.
Sin embargo, la niña vive obsesionada con la sospecha de que su
familia oculta terribles secretos. Un fajo de veinte cartas sin fecha
atado con una cinta azul le revelará a Antonieta la historia de los
Sensat.
Esto fue lo que dijo La Gilda y yo me creí a pies juntillas: -­Si
alguien consigue cantar el Soy minero talmente como el Antonio Molina
ya está listo para triunfar. Y así fue como ante un gitano mariquita,
una espía comunista, un violinista tísico, una vedette de poca monta,
un gato y cinco tazas de chocolate con melindres comenzó mi carrera de
"niño prodigio". Aunque para cumplir el sueño de emular a Antonio
Molina tendría que pagar un alto precio: sacrificar mi melena
pelirroja y travestirme en un niño. Acababa de nacer Antoñito Molina.