Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Solo hay que dibujar o escribir, pero ante preguntas como
“Dibuja en quién te has convertido” junto a un dibujo
infantil de una madre embarazada con un feto en el vientre donde dice
“Así eras tú”, el lector se ve impelido a meditar y a
expresarse sin cortapisas. Al lado de un pirata dibujado la pregunta
es: “¿Qué tesoro ha visto en ti?”. Otras actividades
consisten en dibujar a tu jefe o decir aquello que siempre quisiste
decir a quien te molesta.