Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


En tiempos de periodismo exprés, deberíamos celebrar la existencia de
un género como la crónica. Cultivar la crónica exige un esfuerzo por
agotar todas las preguntas posibles en torno a un acontecimiento, por
comprender sus aristas, por escuchar todas las voces y por desterrar
nuestros prejuicios. Luego, el cronista no debe detenerse hasta
encontrar la mejor manera de narrar los hechos.
El periodismo narrativo no pierde el tiempo hablando de objetividad,
es consciente de que, con su trabajo, el periodista está llevando a
cabo una orgullosa declaración de subjetividad. Cada periodista tiene
una manera particular de acercarse a los hechos y de plasmarlos sobre
el papel. Quizás esa sea el arma definitiva que dispone el cronista:
su mirada.
Este volumen nos habla de las herramientas de las que puede servirse
un periodista para cultivar una voz propia. El punto de vista teórico
de algunos investigadores, como Jorge Carrión y Roberto Herrscher,
entre otros, se complementa con las crónicas de autores como Juan
Villoro, Martín Caparrós y Leila Guerriero, que nos ofrecen un punto
de vista más práctico.