Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El sexo oral, una práctica tan antigua como la especie humana, es hoy
la opción preferida por la mayoría de los jóvenes a la hora de
iniciarse en los arcanos del sexo y una de las más placenteras
experiencias para el común de los mortales.
Entre el momento en el que Lucy regalaba la primera "
paleofelación " a su pareja y el que Gwyneth Paltrow elije para
escribir en su blog: " El mejor remedio para combatir la ira en
pareja es hacer sexo oral " , hay un mundo de vicisitudes e
historias en las que la bucogenitalidad se erige en protagonista. Una
intrahistoria por donde pasean millones de amantes anónimos y una
historia en la que lucen palmito felador o cunilingüista personajes
tan relevantes como la reina Cleopatra, los poetas Cátulo y Marcial,
la emperatriz Wu Zetian, los emperadores Julio César y Tiberio, la
soprano Wilhelmine Schr"der-Devrient, el escritor y crítico literario
Paul Léautaud, el presidente de la República francesa Felix François
Faure, la artista de variedades La Coquito, el pintor Pablo Ruiz
Picasso o los presidentes norteamericanos Kennedy y Clinton.
Por primera vez, en este libro se obvia en su globalidad del espacio
sexual, sobre el que tanto se ha escrito, conferenciado y especulado,
para profundizar en los objetos parciales, boca, labios, lengua, pene
y vagina, que se encuentran y expresan en felaciones, cunilingus y su
quid pro quo, el llamado 69.
- Se dice que Cleopatra, a quien sus contemporáneos llamaban " la
boquiabierta " , practicó felaciones a cien soldados romanos
durante una sola noche.
- El rey español Alfonso XIII fue una gran impulsor del cine
pornográfico, entonces llamado " sicalíptico " , encargando
varias películas, para su propio consumo, en las que el sexo oral era
protagonista.
- Los hermanos Bécquer inmortalizaron a la reina Isabel II en una
acuarela donde aparece a punto de hacerle una " mamada " al
político Carlos Marfiori, mientras el padre Claret la acomete por
detrás.