Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro
  • CREDITO AL CONSUMO EN EL CONTEXTO DE CRISIS IMPACTO NORMATIVO Y T

  • LUQUIN BERGARECHE, RAQUEL
  • ARANZADI
  • 2015
  • 01 ed.

  • ISBN: 978-84-9098-115-3
  • EAN: 9788490981153

  • 416 páginas
  • RUSTICA

  • TEMA: DERECHO CIVIL


  • No disponible.
    Consultar disponibilidad

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La crisis económica y financiera que desde 2007 atraviesa nuestro país
ha provocado indudables transformaciones en el mercado de crédito al
consumo: a una inicial retracción de la demanda de crédito se une un
proceso de reorientación de las operaciones de financiación del
consumo privado, tanto en lo concerniente a los medios de contratación
a distancia de estos productos como en lo relativo a la nueva
tipología crediticia (speed credits, créditos revolving, créditos
preconcedidos, etc.). Todo ello, además, en un contexto social de
cambio tecnológico y creciente envejecimiento poblacional, procesos
éstos que constituyen una nueva fuente de demanda de consumo
financiado de bienes y servicios específicos por parte de consumidores
de bajo nivel económico y cultura financiera que plantea nuevos retos
a las actuales normas de tutela del consumidor a crédito. En esta
obra se analizan las líneas generales del actual marco normativo
regulador de las operaciones de crédito al consumo en nuestro país,
constituido por la Ley 16/2011, de 24 de junio, de Contratos de
Crédito al Consumo, que incorpora al ordenamiento jurídico español la
Directiva 2008/48/CE (http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.d
o?uri=OJ:L:2008:133:0066:0092:ES:PDF), de 23 de abril de 2008, ley
fragmentada, incompleta y prolija en la utilización de conceptos
jurídicos indeterminados que, promulgada cuatro años después de los
primeros atisbos de crisis, omite cualquier referencia a la misma en
su articulado. Igualmente se expone un panorama de la normativa
sectorial aplicable en el ámbito de la contratación de estos productos
con entidades crediticias configurada entre otras por la Ley 2/2011,
de 4 de marzo, de Economía Sostenible, la Orden EHA/2899/2011 de
Transparencia y Protección del Cliente de Servicios Bancarios y por la
reciente Ley 10/2014, de 26 de junio, de ordenación, supervisión y
solvencia de entidades de crédito, entre otras normas. El trabajo
aborda el concepto de ?crédito al consumo? como diferente del ?crédito
a la producción?, así como la distinción entre el concepto económico
y el jurídico, construido sobre la base de una relación
jurídico-obligacional que tiene como partes al prestamista y al
consumidor-persona física (art. 1 LCCC) y que abarca, de forma amplia,
operaciones contractuales crediticias de tipología hoy muy diversa.
Tras realizar un estudio de los elementos subjetivos, objetivos y
formales del contrato, se expondrán las ventajas y los riesgos que
para el consumidor se derivan de innovadoras modalidades de crédito
surgidas en la última década y de creciente generalización en los
mercados. La autora enfoca desde el prisma de la crisis económica el
marco normativo actual de tutela de los consumidores y usuarios
articulado por la profusa normativa vigente y constituido por los
derechos irrenunciables que la LCCC y el TRLGDCU reconocen al
consumidor de crédito, y por los mecanismos jurídico-privados, tanto
judiciales como extrajudiciales, de resolución de los conflictos que
pudieran plantearse en este campo, con especial alusión a los
preventivos, así como a los supuestos y efectos de la declaración de
abusividad de cláusulas contractuales a la luz de las recientes
modificaciones introducidas en el TRLGDCU por la Ley 3/2014, de 27 de
marzo.
Igualmente, analiza la normativa específica aplicable a las
operaciones crediticias a consumidores ofrecidas y/o concedidas por
entidades financieras y las especificidades regulatorias relativas a
los derechos de información, a la protección del cliente de servicios
bancarios y a los deberes de evaluación de solvencia del deudor
resumidos en la exigencia legal de ?crédito responsable?. El
consumidor, más aún en contextos de crisis, precisa de mecanismos
garantistas de la prestación de un consentimiento informado libre y
válido, así como de previsión legal de sanciones para los supuestos de
incumplimiento. Pero, ante todo, necesita del crédito en las mejores
condiciones posibles que el mercado le pueda ofrecer con garantías de
competitividad y transparencia. Por ello, el trabajo finaliza con una
referencia al impacto (parcial) que la actual normativa presenta en
orden a estimular los flujos crediticios hacia los particulares, dando
cuenta de ciertos factores que operan en sentido opuesto, con
especial referencia a la regulación española del deber del prestamista
de analizar la solvencia del deudor y a los sistemas de información
crediticia vigentes en la Unión Europea: desde los que parten de un
marco legal restrictivo basado en la limitación de los datos que se
comparten (ficheros negativos o de insolvencia) a los que optan por la
consideración de ratios dinámicos de medición de la solvencia
crediticia (historial de cumplimiento de obligaciones contraídas,
nivel de austeridad financiera, uso de tarjetas sin incidencias y
niveles de endeudamiento y su evolución en el tiempo), variables éstas
que adquieren especial relevancia en contextos de crisis como vía de
mejora de la eficiencia, competencia y transparencia de los mercados
financieros.