Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La Ley 41/2003, de 18 de noviembre, de Protección Patrimonial de las
Personas con Discapacidad y de modificación del Código civil, de la
Ley de Enjuiciamiento civil y de la Normativa Tributaria, tipifica por
primera vez a nivel estatal el denominado contrato de alimentos cuya
regulación se incorpora en los artículos 1791 a 1797 del Código civil.
Se trata de un contrato que cumple una función social innegable
puesto que permite a cualquier persona asegurar el mantenimiento de su
tren de vida y hacer frente a las necesidades de la edad o la
enfermedad. Por ello, es especialmente útil en nuestros días teniendo
en cuenta el panorama social actual, no sólo a nivel europeo sino a
nivel mundial.El objetivo de esta monografía es ofrecer respuestas a
las cuestiones controvertidas que suscita este negocio jurídico tan
singular y complejo. La urgencia con que se promulga la Ley 41/2003
conlleva que la nueva normativa del contrato de alimentos adolezca de
una falta de rigor técnico-jurídico patente en gran parte de sus
preceptos. Esto nos ha obligado a analizarla con detenimiento para
intentar esclarecer su ambigüedad y subsanar sus lagunas, proponiendo
para ello ciertas modificaciones legislativas así como soluciones a
problemas no resueltos por el legislador. La obra que se presenta al
lector abarca desde la formación del contrato hasta su extinción,
pasando por el análisis de algunos de los ordenamientos jurídicos
extranjeros que cuentan con una figura análoga a la estudiada y en los
que parece que el interés por la misma se ha reavivado en la
actualidad. Y dicho estudio se ha realizado sin perder de vista que
este contrato se integra en un conjunto de mecanismos de creación
estatal dirigidos a paliar los problemas derivados del deterioro
físico y psíquico de las personas mayores y/o discapacitadas.La
doctora Cristina Berenguer Albaladejo es profesora de Derecho civil de
la Universidad de Alicante. Su actividad investigadora ha abordado
distintas parcelas del Derecho civil centradas principalmente en el
Derecho de contratos y en el Derecho de familia, sin perjuicio de sus
aportaciones en otros ámbitos del Derecho privado.