Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La Constitución es el símbolo de la legitimidad moderna, porque en
ella se asienta la legitimación del ejercicio del poder político.
Desde siempre ha existido la preocupación por la justificación del
poder, pero a partir del advenimiento del Estado moderno se inaugura
una nueva forma de legitimidad: la legitimidad racional o legal, en la
que auctoritas y potestas se encuentran unidas.

El Derecho Constitucional, cuyo centro fundamental es la Constitución,
se convierte en el quicio de todo el sistema jurídico y político, se
erige como la fuerza configuradota de la vida jurídica y política. En
nuestro mundo contemporáneo el Estado constitucional rige la mayoría
de las comunidades políticas. Sin embargo, la Constitución ha ido
evolucionando, y con ella los presupuestos del Derecho constitucional.
La necesaria dialéctica entre auctoritas y potestas ha ido
desarrollando una continua transformación conceptual, hasta el punto
de que la Constitución se ha convertido en un proceso político