Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Desde 1978 más de cuatro millones de niños han sido concebidos a
través del recurso a la fecundación "in vitro". Sin embargo, en la
mayoría de ordenamientos, el avance de ésta y otras técnicas no ha ido
acompañado de una regulación precisa del acceso y consentimiento a
las mismas. Este fenómeno, más acusado en países que se caracterizan
por la cuasidesregulación de la reproducción asistida, como los
Estados Unidos de América, se constata también en ordenamientos que
cuentan con regulación específica, como España.

Casos como Davis v. Davis (1992), Evans v. the U.K. (2007) o P., A. v.
S., A.C. (2011) ponen de relieve las implicaciones genéticas y de
género que pueden llegar a tener los conflictos sobre los embriones
con motivo de la ruptura de la pareja. Las elevadas tasas de divorcio,
la cada vez mayor acumulación de embriones crioconservados en los
centros de reproducción asistida y el retraso de la maternidad exigen
tomar en consideración estos conflictos. La presente monografía da
cuenta de la disparidad de criterios utilizados por los tribunales que
han tenido que resolverlos -tales como el derecho a no ser forzado a
procrear, la última oportunidad razonable de tener un hijo genético o
el carácter irrevocable del consentimiento a la procreación-, al
tiempo que plantea si cabe el recurso a los esquemas propios del
derecho de contratos para otorgarles una respuesta jurídica. La propia
naturaleza de los intereses enfrentados y de su objeto, su
vinculación con el discurso de los derechos reproductivos, así como
sus consecuencias en materia de filiación y en la concepción de la
familia, son elementos que a tener en cuenta en la búsqueda de esta
respuest