Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El Palacio de España en Roma, famoso bastión de las relaciones de
España con la Santa Sede, confiesa en estas memorias pétreas sus
recuerdos y juicios sobre sus muchos moradores a lo largo de su
centenaria vida palaciega, y evoca la importancia del Papado en la
construcción de Europa y en particular de España.
Por sus recuerdos y juicio pasan papas, reyes, cardenales, ministros y
embajadores que contribuyeron hacer grande su historia y a
convertirlo en el Palacio de la Embajada más antigua del mundo.
Su memoria palaciega ensalza a aquellos que supieron cuidarlo y
utilizarlo en su importante misión y critica, y a veces vapulea a
aquellos otros ignorantes, ineptos, desavisados o perezosos que
pasaron por su Palacio dejando mal recuerdo y mermando la gloria y el
nombre de España
Los Reyes Católicos, Felipe II y Carlos V, los últimos Austrias y los
primeros Borbones atraen sus recuerdos en sus relaciones con el Papado
a través de los embajadores que enviaron a Roma para representarles
ante la Sede Apostólica.