Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La crisis económica ha multiplicado el número de empresas que acuden
al «concurso de acreedores» -más de 20.000 en estos tres últimos
años-. En consecuencia, el estudio de esta institución jurídica se
convierte en un campo privilegiado para valorar la eficacia de nuestro
Derecho a fin de facilitar la reestructuración del tejido productivo
español, en beneficio de una amplia gama de intereses -acreedores,
empresarios, trabajadores, empleo y, en general, del bienestar
social-. Consciente de ello, la Ley 38/2011, de reforma de la Ley
Concursal -en vigor desde el 1 de enero de 2012- introduce profundas
novedades. Esta obra, ofrece un pionero estudio, teórico y práctico,
de las mismas, centrándose en las cuestiones que más incidencia tienen
en el ámbito laboral -regulación de empleo, créditos de los
trabajadores, papel del FOGASA y de la Seguridad Social-. En este
ámbito, el vuelco dado en la ordenación de los ERES por el RDL 3/2012,
de 10 de febrero, que elimina la clásica «autorización
administrativa» para la regulación de empleo, incide de un modo
significativo, aunque indirecto, en los «ERES concursales» -con
«autorización judicial»-, por lo que también se da cuenta del impacto
de esta norma.
Pero también tienen cabida en esta obra otros aspectos de índole
social, hoy de especial actualidad y trascendencia: «concursos de
particulares» con sobreendeudamiento de buena fe, dación en pago de la
vivienda, concursos de entidades deportivas, cuya inmensa deuda está
en el ojo del huracán. De ahí que se incorpore un análisis del
novísimo RDL 6/2012, de 9 de marzo y su «Código de Buenas Prácticas»
de gestión de las deudas hipotecarias para intentar remediar, por la
vía, siempre polémica y limitada, de la «responsabilidad social
corporativa», el drama de centenares de miles de personas y familias
españolas «sin recursos» y en «riesgo de exclusión social».