Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Hasta hace bien poco, la conciliación de la vida personal, familiar y
profesional de los trabajadores autónomos apenas sí ha merecido
consideración alguna. En concreto, no ha sido sino hasta la aprobación
de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva
de mujeres y hombres, primero, y la Ley 20/2007, de 11 de julio, del
Estatuto del trabajo autónomo, después, cuando ha venido a reconocerse
expresamente en nuestro ordenamiento jurídico semejante derecho. Con
todo, aun compartiendo similares necesidades al respecto, las
posibilidades de dar efectiva satisfacción a las mismas resultan para
los trabajadores autónomos mucho más complicadas que para los
trabajadores por cuenta ajena. Entre otras cosas, porque aquéllos
carecen de los instrumentos arbitrados a favor de estos últimos por el
ordenamiento laboral. De ahí que la atención de las responsabilidades
familiares de los trabajadores autónomos haya de enfocarse de un modo
muy distinto pues ciertamente distintos son los puntos de partida a
tener en cuenta respecto de un tipo u otro de trabajadores.
Pues bien, tomando siempre como obligado punto de partida los
referentes normativos que se acaban de indicar junto a otros de muy
diverso contenido y alcance, en el presente trabajo ha parecido
oportuno revisar el estado actual de la cuestión para, sobre la base
de las conclusiones obtenidas, efectuar una modesta pero ambiciosa
batería de propuestas de reforma que contribuyan a mejorar la
conciliación de la vida personal, familiar y profesional de un
colectivo cada vez más importante en nuestra sociedad