Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Dos décadas después de finalizada la Guerra Fría, el fantasma del
Comunismo ha renacido en el territorio de los vencedores, siempre
preparados para cavar su tumba, pero no para lidiar con su vida de
ultratumba. De esta ironía trata El comunista manifiesto. Y de cómo la
cultura occidental ha acabado reciclando, en una mezcla de
fascinación y venganza, la iconografía del Imperio desplomado. Entre
la caída de un PC (Partido Comunista) y la expansión de otro PC
(Personal Computer) tiene lugar este regreso, perceptible en las
múltiples variaciones del Manifiesto comunista o en el uso del Este
como gran plató de Hollywood, en la Ostalgia berlinesa o en la puesta
en solfa de la propiedad como medida absoluta de la vida en Occidente,
en un nuevo género cultural que Iván de la Nuez define como Eastern y
en la deriva autoritaria de un estalinismo de Mercado que se impone
en todo el mundo. El comunista manifiesto se interna en el malestar de
una cultura que no puede vivir sin su Enemigo y, al mismo tiempo, no
puede dejar de temer por el regreso de su fantasma, que se hace cuerpo
en las protestas recientes, los movimientos sociales y la crítica a
una democracia en declive. En esa circunstancia, el fracaso de la
trilogía Libertad-Igualdad-Fraternidad, que sirvió como fundamento de
la política occidental, ha dado paso, según Iván de la Nuez, al
triángulo crítico que echó abajo el Muro de Berlín
?Transparencia-Solidaridad-Reconstrucción?, que hoy se nos presenta
como una posibilidad para la transformación de la sociedad, la
política y la cultura contemporáneas.