Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Estos Comentarios al texto refundido de la Ley del Estatuto de los
Trabajadores son los únicos del mercado que, en un libro de tales
dimensiones, incorporan hoy la reforma laboral introducida por la Ley
35/2010, de 17 de septiembre. Su actualidad y su interés para los
usuarios es máxima, en un momento en el que apenas se cuenta con una
versión actualizada del texto estatutario, puesto que las mejores
ediciones recopilatorias se han cerrado con anterioridad a su
publicación en el Boletín Oficial del Estado.



El profesor Luis Enrique de la Villa Gil -cabeza de una de las más
importantes escuelas de laboralistas españoles- cuenta con la máxima
experiencia en la dirección de libros colectivos y, en esta ocasión,
lo demuestra una vez más armonizando el trabajo de diecisiete expertos
laboralistas de reconocido prestigio, que comentan, uno a uno, la
totalidad de los preceptos del Estatuto de los Trabajadores. Pero la
particularidad que diferencia a este libro de otros anteriores, es que
la glosa resulta metodológicamente uniforme, de modo que, frente a
cada artículo legal, se aportan, de la misma manera, los antecedentes
documentales del precepto, sus concordancias con los restantes
preceptos del ordenamiento jurídico, el resumen de las corrientes o
doctrinas jurisprudenciales y judiciales últimas, la bibliografía
exhaustiva sobre cada tema científicamente estudiado y, en definitiva,
el comentario personal llamado a convertirse en referencia para los
abogados, graduados sociales, gestores, jueces, funcionarios de la
Administración Laboral y estudiosos del Derecho del Trabajo.



Un extenso y completísimo índice analítico y alfabético -inusual en
las dimensiones que aquí alcanza-, ayudará poderosamente al manejo de
la obra, herramienta imprescindible hoy a causa de la profunda reforma
de 2010 y, sobre todo, debido a la complejidad sistemática y al
crecimiento sucesivo del corpus del Estatuto a lo largo de una
treintena de años, con el efecto de quebrar definitivamente la
sencillez inicial de la Ley de 1980. Pero al lector le bastará una
consulta de aquél índice para encontrar, de modo inmediato, todas las
regulaciones dispersas sobre cualquier institución laboral,
ahorrándole muchas horas perdidas en la localización del objeto de su
búsq