Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Nadie le dijo a la teniente Kitty McCulley que eso era lo que tenía
que hacer una enfermera. Nadie le dijo que a Vietnam no iba a curar
pacientes, sino a contemplar, impotente, su dolor. Que no estaba allí
para aliviar el sufrimiento ajeno, sino para convertirse en objeto del
desprecio de sus congéneres, y de su lujuria. Que no salvaría las
vidas de las víctimas, sino que los propios médicos la abofetearían
con su indiferencia. Nadie se lo dijo. Aunque no habría cambiado
nada.Cuando uno de sus pacientes, un hombre santo venerado por los
vietnamitas, le entrega a Kitty un amuleto con unos supuestos poderes
inexplicables, su mundo cambia para siempre.