Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Caracterizar la evolución del Derecho decimonónico en general, y de la
Codificación en particular, con las categorías «nacionalización» o
«desnacionalización» no logra describir la riqueza y complejidad de
este importante periodo histórico. Y es que, en realidad, ni la
'nacionalización' significó el final del influjo del ius commune, ni
la «desnacionalización» supuso necesariamente renunciar a la propia
tradición jurídica. En este sentido, la Codificación, si bien puso
punto final a la vigencia legal del ius commune, recogió buena parte
de ese legado, contribuyendo enormemente a su consagración y
afianzamiento. La Codificación fue el producto final del tratamiento
científico de unas fuentes (romano-canónicas) que, aunque en el siglo
XVIII carecieran del prestigio de que habían gozado antaño,
constituyeron la base sobre la cual se construyó el nuevo edificio,
cuyo andamiaje (nociones, categorías y principios) era menos novedoso
de lo que en ocasiones la historiografía ha dado a entender. Una parte
de la doctrina histórico-jurídica española ha puesto de manifiesto el
complejo compuesto del movimiento codificador, como expresión de una
concepción nacional del Derecho (según el cual éste debía emanar de la
nación representada en las Cortes legislativas), pero al mismo tiempo
deudora de unos modelos procedentes del extranjero (que dieron lugar
a un Derecho en parte ajeno a la propia tradición).
En este sentido, aunque resulta indudable el influjo que la obra
napoleónica ejerció como «modelo de Código» en toda Europa en general
y en España en particular, conviene estudiar el alcance de esa
concreta influencia, junto con aquellas otras provenientes de otros
Códigos (europeos y americanos), así como el peso que tuvo la
tradición en los diversos Códigos. Sin embargo, el concreto alcance de
las diversas influencias extranjeras -y no sólo de la francesa- y el
de la propia tradición en la empresa codificadora, apenas ha sido
objeto de estudio.
La presente obra se ocupa de las aportaciones de la doctrina jurídica
y de la historiografía en torno a las influencias extranjeras del
movimiento codificador español. Con el presente exhaustivo análisis
doctrinal e historiográfico no se pretende agotar la cuestión, sino
ofrecer a los estudiosos un punto de partida para posteriores trabajos
que, acotando mucho más el objeto estudio (una institución civil,
penal, mercantil o procesal), y con el empleo de otras fuentes (no
sólo doctrinales), arrojen luz a una cuestión tan interesante como
desprovista de la requerida atención historiográfica.

Otros libros del autor