Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Las bellas islas Baleares constituyen en su conjunto un paradigma de
confluencia de gentes muy diversas, que han ido dejando su impronta de
carácter y cultura. Y, lógicamente, de sus artes y métodos de
cocina.
Su rica gastronomía es una de las más representativas de la llamada
dieta mediterránea. Aquí lo vegetal combina acertadamente con
mariscos, carnes y pescados, con aceites de oliva, con quesos, con
almendras y uvas, con dátiles (de palmera) y con azúcar de caña. Las
exquisitas sopas de pescado, las calderadas de langosta, las lechugas
rellenas, el flaó ibicenco, el tombet, la sobrasada, las ensaimadas,
la salsa mahonesa, el Palo de Mallorca son solo algunas de sus joyas
más preciadas. Su cocina es ejemplo de bien hacer, de generosidad en
sus ofertas y de calidad en sus elaboraciones y productos.