Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Los breves y brillantes ensayos que dan cuerpo a Cita con los clásicos
-unos textos que aparecieron originalmente en Saturday Review-
abordan sesenta libros que, para Rexroth, constituyen «los documentos
básicos de la historia de la imaginación»: Del Poema de Gilgamesh al
Huckleberry Finn de Mark Twain.
Distinguido por el estilo directo y vivaz de Rexroth, Cita con los
clásicos presenta ideas elaboradas con un lenguaje sencillo,
tonificadas por la impresión de que el autor habla cara a cara con el
lector. Versátil y buen conocedor de varios idiomas, Rexroth no se
deja constreñir ni por Oriente ni por Occidente; pasa con presteza de
Homero al Mahabarata y de Murasaki a Stendhal. Solo cuando nos
detenemos para tomar aire, reparamos en sus afinidades especiales:
Casanova, Izaak Walton, Macbeth, las sagas islandesas, la poesía
clásica japonesa. Lo ha leído todo. En Laurence Sterne ve toques de
Buda; en Henry Fielding, asomos de Confucio. «Puede que la vida no dé
pie a demasiado optimismo», sostiene Rexroth en su introducción, «pero
desde luego es cómica y las grandes obras de la literatura universal
nos presentan al hombre cubriéndose el rostro con dos máscaras
convencionales que decoran el proscenio de los teatros: una que ríe y
otra que llora. ¿De quién es el rostro que oculta la doble máscara? Es
un simple rostro humano, tuyo o mío. Ahí reside la ironía suprema que
distingue a la gran literatura: resulta todo de lo más banal».