Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro
  • CINE EROTICO A LA JAPONESA
    EL SEXO EN EL CINE NIPON A TRAVES DEL PINKU EIGA Y ROMAN PORNO

  • CORRAL, JUAN M.
  • T&B EDITORES
  • 2012
  • 01 ed.

  • ISBN: 978-84-15405-41-2
  • EAN: 9788415405412

  • 392 páginas

  • TEMA: CINE/TELEVISION


  • No disponible.
    Consultar disponibilidad

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El cine, los cómics y otras representaciones artísticas de Japón son
las culpables de catalogar a los nipones como "raros" en relación al
sexo. Es evidente que a ojos de occidente, una raza que disfruta con
el visionado de mujeres atosigadas por tentáculos puede parecer a
todas luces algo extraña y hasta desviada. El aficionado americano y
europeo no es indiferente al legado asiático, y muchos ya están al
corriente de la existencia de leyes que obligan a los Estudios a
censurar digitalmente los genitales en sus producciones pornográficas,
o de la obsesión japonesa por perfilar a lolitas o colegialas como si
fuesen femme fatales del sexo. Pero pocos saben de las implicaciones
que conforman el contexto social, político y cultural que están detrás
de esta efervescencia alrededor del erotismo audiovisual. Por eso,
Juan M. Corral, por primera vez en España, estudia en "Cine erótico a
la japonesa" las biografías y filmografías de los principales
valedores de un género que comienza en el ambiente underground de los
sesenta con el Pinku Eiga y que tiene su máximo esplendor en los
setenta con el Roman Porno de la Nikkatsu. También se acerca a la
cultura de la Geisha, a las relaciones sexuales de los japoneses y a
la problemática nipona de la prostitución infantil y el mundo de las
J-Idols. En esta obra podrás disfrutar de cientos de fotografías
inéditas y leer sobre:. Koji Wakamatsu y los terroristas que dirigían
películas politizadas a la par que preparaban secuestros y atentados
en la época del Mayo del 68. . El affaire judicial de El Imperio de
los sentidos o por qué una escena con un huevo cocido dio tanto de que
hablar.. Cómo la Nikkatsu consiguió llenar los cines con películas de
violaciones, profesoras ninfómanas o manoseos en los trenes. . La
metedura de pata de Charlie Sheen, cuando el americano creyó estar
visionando con Guinea Pig una película Snuff. . El resurgir del Pinku
en nuestra época con el éxito de The Glamorous Life Of Sachiko Hanai,
un filme donde la protagonista se masturba con el dedo de George W.
Bush.