Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


En la mejor tradición de Hoffmann y Poe, Cazador de ratas es un relato
alucinante del San Petesburgo de 1920, de una ciudad hambrienta,
agotada por la guerra civil, donde lo cotidiano no se puede distinguir
de lo siniestro.
Una anciana que vende un gorrito amarillento para comer ese día, un
mujik que pesca clandestinamente en el Moika o un tendero que la
revolución ha convertido en responsable de los alojamientos de la
ciudad, trazan un clima de miseria en el que el protagonista, después
de salir del hospital, encuentra refugio en el edificio desierto del
antiguo Banco Central. A partir de entonces la narración, aunque
mantiene su estilo realista y preciso, parece tener otro sentido: ¿lo
que ve es real o solo se debe a que está enfermo y hambriento?
En Cazador de ratas realidad y delirio se confunden y se siente la
fascinación del torbellino de pasiones, el ansia de riqueza, la maldad
y el crimen liberados por la tormenta revolucionaria, que nos
amenazan como las ratas de los cuentos y las pesadillas.