Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La "cuestión catalana", el problemático encaje de Cataluña en España,
no es un invento. Viene de lejos. Se nutren de ella, y la
sobrealimentan, dos movimientos inversos y enfrentados: el
nacionalismo periférico catalán y el nacionalismo centralista español.
Y lo hacen cada vez con más ahínco. Aun así, no está escrito que deba
intentar resolverse por vías traumáticas, rompiendo lazos. La
temperatura del litigio ha subido espectacularmente desde 2012. ¿Han
optado los catalanes, súbitamente y en bloque, por independizarse de
España? Hay más radicalidad, más independentistas, aunque no más
soberanistas. Las posiciones de la ciudadanía son muy plurales, pero
desde la famosa sentencia del Tribunal Constitucional sobre el
Estatut, en 2010, la desafección general hacia España aumenta, sobre
todo al compás de las medidas y leyes recentralizadoras del Gobierno
central y de la insistente búsqueda de un responsable externo para la
incesante crisis económica por parte del Gobierno de la Generalitat.

Otros libros del autor