Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


"Capital aborrecida..." recoge el sentimiento antimadrileño
desarrollado a lo largo del siglo XIX y su evolución hasta los años
posteriores a la Guerra Civil. Constituye una manifestación específica
del rechazo hacia las ciudades, la industrialización y el liberalismo
que tiene a Madrid como epítome de la urbe moderna y del poder
político.
Esta prédica antiurbana y antiindustrial, que se remonta a la
Antigüedad, a la idea de la Edad de Oro y de la Arcadia feliz y es
inseparable de la tradicional actitud de valoración del campo y de
condena de lo ciudadano, se desarrolla en España con intensidad a lo
largo del siglo XIX, donde adopta habitualmente la forma de
antimadrileñismo. Este sentimiento coincide con la aparición en España
de la sociedad moderna, y se expresa y difunde a través de la
literatura, el arte y el discurso político entre 1898 y 1945.
En la animadversión hacia la capital de España, surgida al compás de
la implantación del liberalismo y de la industria, tiene especial
importancia la Guerra Civil, época en la que coinciden una serie de
planteamientos sobre la urbe contemporánea, la idea de España y la
consideración de Madrid que se concretan en una visión de la capital
inseparable de anteriores actitudes críticas y de los acontecimientos
desarrollados durante la República y el conflicto civil. La actitud
contraria a la capital, al fenómeno urbano y a la sociedad moderna e
industrial, contribuyó durante los años que van de 1936 a 1939 a la
construcción por los sublevados de la imagen del Madrid revolucionario
y a determinar los planes para el que imaginaban iba a ser el Madrid
de posguerra