Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Joan Fontcuberta es un artista a quien ha acompañado la reflexión
teórica a lo largo de toda la carrera y, al mismo tiempo, desde hace
más de treinta años, muchos analistas han dirigido sobre él su mirada,
echando luz sobre su obra desde puntos de vista muy diversos. En este
fuego cruzado de los discursos, Fontcuberta es objeto de una crítica
intensa que no deja ningún resquicio de su obra en la oscuridad. Esta
claridad contrasta, sin embargo, con lo que forma la esencia de sus
obras: un arte consumado de la confusión de los géneros y los
mensajes, un gusto inmoderado por el equívoco relacionado con el grado
de realidad de los fenómenos. Así pues, el artista tendría algo de
doctor Jekyll y Mister Hyde: pedagogo de nuestro mundo moderno al
tiempo que virtuoso en el arte de tender trampas a la razón.
Por lo tanto, todo estaría en orden en la vida de un artista
dialéctico que ha colocado la fotografía y, de forma más amplia, la
imagen en el centro de su discurso. Sin embargo, resulta útil una vez
más manifestar explícitamente las intenciones de una obra que se las
ingenia para hacer que el sentido tartamudee, para considerar a
Fontcuberta desde cierta distancia. ¿En qué historia se inscribe
actualmente? Al ampliar el punto de vista y privilegiar un
caleidoscopio de entradas a su universo, nos damos cuenta de que el
artista dialoga con ideas profundas de la época moderna: la fuerza de
los discursos que determinan nuestra mirada sobre el mundo, el lugar
del artista en la sociedad, la función del humor frente a la
autoridad. Todos ellos son temas que están presentes en una obra que
se resiste a cualquier clasificación.
Michel Poivert