Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


A finales de la Segunda Guerra Mundial, ante la inminente derrota del
Tercer Reich, muchos líderes nazis, conscientes de sus crímenes y del
castigo que les esperaba, buscaron refugio en las regiones alpinas,
donde se sitúa esta extraordinaria novela sobre aquel momento. Uno de
los que buscó refugio en la región alpina del Salzkammergut (hoy una
de las joyas del turismo austriaco) para pasar a la clandestinidad y
escapar de la justicia es el protagonista de esta historia, que por
entonces tenía un rango muy alto en la jerarquía nazi. Vástago de la
burguesía culta de la monarquía austrohúngara y nazi de primera hora,
tras la anexión de Austria por el Reich alemán, Ernst Kaltenbrunner
hizo rápidamente carrera en el nuevo régimen. En 1943 llegó a ocupar
el puesto de director del Departamento Central de Seguridad del Reich,
convirtiéndose así en mano derecha del Reichsführer-SS Heinrich
Himmler, artífice de los campos de concentración y principal autor del
exterminio de los judíos. Cuando el colapso militar de Alemania era
ya inevitable, Kaltenbrunner emprendió la subida a la Totes Gebirge,
acompañado de dos ayudantes y guiado por un cazador de la comarca,
para esconderse en un refugio de montaña hasta que «pasara el
temporal» y pudiera reintegrarse en la vida civil, ya como colaborador
de los aliados occidentales en el presumible enfrentamiento contra la
Unión Soviética, ya ofreciendo sus servicios a los conservadores
austriacos en la lucha contra el «peligro comunista».
Una novela corta donde Historia y Naturaleza se combinan
portentosamente gracias a la bellísima prosa de Franz Kain para
recrear, basándose en los datos ciertos, qué pensó y cómo actuó
Kaltenbrunner en esos momentos de huida. Una obra maestra y un autor
fundamental nunca antes traducido a nuestra lengua.