Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


«¿Sus cuatro abuelos son franceses?», me preguntó el empleado que
estaba detrás del mostrador. Era la pregunta que habían hecho por
última vez a los que pronto subirían a un tren procedentes de
Pithiviers, Beaune-La Rolande o del Velódromo de Invierno, camino de
los campos de concentración... y bastó para que acudiera a mi memoria
Paul Rosenberg, mi abuelo, amigo y consejero de pintores, cuya galería
se encontraba en la calle La Boétie 21 de París. Atraída a mi pesar
por esa dirección y por la trágica historia a ella vinculada, deseé,
de repente, revisitar la leyenda familiar. Me sumergí en los archivos.
Intenté entender el itinerario de ese brillante abuelo, íntimo de
Picasso, Braque, Matisse, Léger y que pasó a ser un paria bajo el
régimen de Vichy. Paul Rosenberg fue un gran marchante. En París hasta
1940 y en su exilio de Nueva York durante la guerra. Era francés,
judío y un enamorado del arte. Este libro cuenta su historia, que,
indirectamente, es también la mía.