Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La imagen exterior de España cristalizó hace tiempo, conformando un
conjunto de rasgos que, en puridad, se reducen a unos pocos
estereotipos en los cuales la mayor parte de los españoles no nos
reconocemos, aunque, paradójicamente, hayamos terminado por aceptarlos
en el plano colectivo, dando por descontado que eso es lo que un
extranjero puede y hasta debe pensar sobre nuestro país. Parece como
si la «España de charanga y pandereta» que tanto denostamos al final
hubiera sido admitida no solo como miembro de la familia, sino como
representante legítimo y único de la misma.

Este fantástico ensayo analiza la evolución y cambio radical de la
imagen de España a través de los escritos de los viajeros foráneos,
desde la primitiva, de país y gentes serias, graves, trabajadoras y
temibles, a otra en que la jarana, la liviandad, la haraganería y el
desorden ocupan todo el escenario. El paso de una a otra percepción
comienza a operarse en la segunda mitad del siglo XVIII y puede
afirmarse que una centuria más tarde (hacia 1850) ya está consumado en
su totalidad. Desde entonces no ha hecho sino reforzarse por la
simple adición de nuevas «pruebas». Merece, pues, la pena rescatar sus
testimonios y contemplar aquella España de antaño según sus palabras,
quizás más viva de lo que habitualmente creemos.