Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Todos tenemos unos días buenos y otros no tan buenos en el trabajo.
Algunos días nos sentimos invencibles. La gente nos presta atención,
las reuniones van como un tiro, y no paras de tener ideas brillantes.
Otros días producen la sensación de que estás caminando por la arena:
no avanzas. No acabas nada de lo que empiezas, y cuando la impresora
se atasca ?por enésima vez? quieres dimitir. ¿No sería fantástico si
todos los días el viento soplara a tu favor? ¿Si saltaras de la cama
dispuesto a comerte el mundo? Tú puedes destacar, crear tus propias
reglas y conseguir que las cosas cambien. Tú puedes ser un poco más
Elvis. Puedes disfrutar cada minuto. El único límite eres tú mismo: tu
energía, tus creencias, tu perspectiva.