Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


«No os extrañe que muchas veces lo que aquí estáis interpretando como
ficción se imponga a lo que entendéis por realidad. Hoy habéis jugado
a vivir en Sancho, y Sancho, mi buen Sancho, ha terminado viviendo en
vosotros. Comencé yo un juego parecido un día de los de mi cautiverio
en Orán, y en un momento, cuando vestido por el cansancio me dispuse a
sacar la pluma y a levantar el pensamiento a las estrellas, me
arrastró su voz hacia los llanos de La Mancha y ya no pude por menos
de seguirle sobre el polvo de todos los caminos, del mismo modo que
hoy le he seguido hasta aquí, hasta donde vosotros le habéis
llamado».Manuel Martínez Azaña (Valencia, 1935-Madrid, 2000), sobrino
nieto del presidente de la Segunda República, Manuel Azaña, conoció ya
durante su infancia un primer y breve exilio cuando, a causa de los
bombardeos de Valencia, hubo de ser trasladado a Francia en 1937. Allí
permaneció hasta 1940, fecha en que su familia regresó a España. A
partir de 1958, y mientras ejerce como funcionario del Ayuntamiento de
Madrid, comienza a escribir su obra dramática y en 1960 estrena en el
Teatro Goya su primera obra, La forja de los sueños, que le acarrea
ya problemas con la censura. Manuel Martínez Azaña pasará pronto a
formar parte del grupo de los autores del segundo exilio, aquellos que
van saliendo de España tanto por la presión del régimen como por el
deseo de ejercer libremente su profesión. En 1961 el autor se traslada
a Francia, donde, además de ejercer como lector de español, crea en
Burdeos, ya en 1962, su propio grupo de teatro, el Théatre de
l'Institut d'Etudes Ibériques et Ibéro-Américaines de Talence-Bordeaux
(TIEIT), con el que representa en diversas ciudades francesas las
obras de autores españoles, incluidos aquellos prohibidos por la
censura franquista. En 1978 el director y dramaturgo regresó de nuevo
a Madrid, donde, además de continuar con su actividad literaria y
teatral, reeditó la revista La Pluma, creada por Manuel Azaña, y fundó
el partido Acción Republicana Democrática Española (ARDE).Manuel
Martínez Azaña es autor de diez piezas de teatro y de varios cuentos y
poesías. Barataria, adaptación teatral de El Quijote, presenta en
forma dramática el episodio de Sancho en la ínsula. Representada en
Alcalá de Henares (1960) y en Burdeos (1967), la obra ha permanecido
inédita hasta la fecha. La versión, muy eficaz en cuanto a sus
recursos y procedimientos de actualización en escena, destaca tanto
por su fidelidad al modelo cervantino como por su arranque final
experimental.Verónica Azcue Castillón (Madrid, 1965) es profesora de
lengua y literatura españolas en la Universidad de San Luis en Madrid.
Ha publicado numerosos artículos sobre teatro español contemporáneo,
varios de ellos sobre las adaptaciones dramáticas de El Quijote.
Actualmente centra su investigación en la influencia de Cervantes en
el teatro de los autores del exilio republicano.