Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


La mejor manera de que nadie responda de los despropósitos realizados
en el negocio bancario es negar que haya culpas ni culpables o, mejor,
aceptar que existe responsabilidad compartida por todos: banqueros y
bancarios, Gobierno, supervisores y clientes. En La banca culpable hay
culpas y culpables. No es un compendio revanchista ni un alegato de
indignación, aunque también. Lo que se pretende es identificar las
malas prácticas y los productos financieros que han causado la ruina
de hipotecados y ahorradores, además de proporcionar las herramientas
básicas para que el cliente no vuelva a entrar desprotegido a una
oficina bancaria. Hemos tratado de analizar los errores y malos usos
de la forma más objetiva e imparcial posible, recurriendo a la opinión
de expertos y clientes reales, así como a la experiencia del autor
como bancario primero y como agente de entidad financiera después.
Además, su actual vinculación al mundo de las finanzas online le ha
permitido escribir con pleno conocimiento del sector. Seas banquero,
bancario, cliente estafado o contento con tu entidad financiera,
sufrido contribuyente o político de cualquier administración, este
libro te interesa. Puede que no estés de acuerdo con parte de lo que
se narra pero, sin duda, te hará pensar y, lo más importante,
aprenderás a invertir tu dinero. Y encontrarás repetida una y otra vez
la fórmula mágica para que no vuelvas a contratar productos
financieros que no te convienen:«El director de banco es un vendedor,
no un asesor».