Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Baltasar de Zúñiga, hijo del conde de Monterrey, fue militar en
Portugal y la Armada Invencible, gentilhombre de boca de Felipe II,
embajador de Felipe III en Bruselas, París, Praga y Viena, ayo del
futuro Felipe IV y luego su privado y presidente del Consejo de
Italia. Su larga carrera al servicio de los Austrias es más que la
enumeración de las etapas de un currículum brillante: constituye una
guía privilegiada para adentrarnos en la Monarquía hispana del primer
cuarto del siglo XVII y analizar la encrucijada histórica a la que se
enfrentó.Los Habsburgo mantenían la hegemonía en el juego europeo pero
se enfrentaban a cuestionamientos cada vez mayores. Para ejercer su
poder dependían de una elite de ministros cosmopolitas de los que
Zúñiga fue un consumado representante. Como tal, actuaba tanto al
servicio de su linaje como al de su Rey, al que aportaba una visión
global de los problemas de la Monarquía y un acercamiento dúctil a
caballo entre la razón de Estado, el interés confesional y el
dinástico.