Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El 27 de julio de 2012 fue publicado en el DOUE el Reglamento (UE)
núm. 650/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de julio,
relativo a la competencia, la ley aplicable, el reconocimiento y la
ejecución de las resoluciones, a la aceptación y la ejecución de los
documentos públicos en materia de sucesiones mortis causa y a la
creación de un certificado sucesorio europeo, para cuya aplicación,
que con carácter general tendrá lugar a partir de agosto de 2015, los
diversos operadores jurídicos deben empezar a prepararse lo antes
posible. El nuevo Reglamento introduce numerosos y relevantes cambios
respecto a la situación jurídica vigente hasta ahora en España
respecto al tratamiento de las sucesiones con elementos
transfronterizos. La presente monografía hace referencia a los
distintos ámbitos contemplados en el nuevo instrumento comunitario y
profundiza en concreto en el análisis de la determinación de la
autoridad competente para conocer de las sucesiones internacionales en
virtud del nuevo texto. De la concreción de la autoridad competente
para resolver la sucesión internacional depende además el resto de
aspectos vinculados al tratamiento del supuesto sucesorio. En tal
sentido, esta obra analiza de forma exhaustiva la cuestión esencial,
al responder en primer término ante cualquier supuesto sucesorio
internacional, consistente en a qué autoridad jurídica debemos
dirigirnos para su tratamiento, examinándose en detalle los diversos
criterios atributivos de competencia internacional elegidos por el
nuevo instrumento comunitario, y destacándose lo que se consideran
aciertos y desventajas de la regulación finalmente acogida y, muy en
especial, los puntos más delicados para su operatividad práctica.