Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


En 1913, Luigi Russolo, músico e inventor futurista, escribía la
carta-manifiesto "El arte de los ruidos" para reclamar la inclusión
del ruido como elemento de representación de los nuevos tiempos en la
música del futuro, una música que reflejase el verdadero espíritu de
aquellos años: la industria creciente, el nuevo urbanismo, el arte de
vanguardia y la tecnología, e incluso, cómo no, el clamor de la
guerra.
Partiendo de este hito en el arte vanguardista, "El arte del ruido" se
suma a aquellos que han reconocido en la visionaria inspiración de
Russolo el comienzo de toda una nueva corriente que trasciende lo
meramente musical, y pretende celebrar cien años de arte y ruido a
través de la reflexión sobre la crisis musical del siglo XX
(recogiendo las opiniones de Adorno sobre la Nueva Música o de
Benjamin sobre el arte contemporáneo), el significado del ruido en
este contexto y la valoración de artistas fundamentales para el
desarrollo del ruidismo como los franceses Erik Satie y Pierre
Schaeffer, los americanos La Monte Young, John Cage y Boyd Rice (NON),
los británicos Throbbing Gristle y Whitehouse, los japoneses Merzbow
y Hanatarash, o los españoles Esplendor Geométrico y Francisco López.