Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro
  • LA ARQUEOLOGIA RECONSTRUCTIVA Y EL FACTOR DIDACTICO

  • SANTACANA I MESTRE, JOAN
  • TREA
  • 2012
  • 01 ed.
  • Colección: BIBLIOTECONOMIA Y ADMON. CULTURAL

  • ISBN: 978-84-9704-620-6
  • EAN: 9788497046206

  • 241 páginas
  • RUSTICA

  • TEMA: BIBLIOTECONOMIA/MUSEOLOGIA


  • No disponible.
    Consultar disponibilidad

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


En Europa y en Estados Unidos hay una proliferación de yacimientos
arqueológicos que se presentan al público total o parcialmente
reconstruidos. Esta práctica, normal en muchos países, es duramente
discutida en otros. Esta confrontación a favor o en contra de las
reconstrucciones arqueológicas es lo que justifica que se inicie un
debate sobre qué yacimientos se pueden reconstruir, en qué condiciones
y con qué criterios sería deseable intervenir con el fin de
garantizar, por un lado, la conservación de los yacimientos,
preservando su autenticidad, y, por otro, estimular la investigación
científica de carácter experimental, así como el rigor en su
presentación didáctica y que cumplan con la obligación de todo
equipamiento de este tipo, que no es otra que generar conocimiento.



El necesario debate sobre qué hacer en el futuro lleva a los autores
de este ensayo a discutir, sobre todo, la validez de las
reconstrucciones in situ. De los modelos de interpretación del
patrimonio arqueológico existentes, es decir, el modelo de los
yacimientos fosilizados, el de los yacimientos objeto de traslados, el
de réplicas de yacimientos y el de reconstrucciones in situ, este
último es el que requiere hoy un debate importante, ya que las
fosilizaciones de yacimientos son incuestionablemente opciones
legítimas, que nadie discute; asimismo, las opciones basadas en la
construcción de réplicas del yacimiento arqueológico no afectan a la
conservación de los restos originales y su problema solo es de rigor;
sobre los traslados de monumentos y de restos arqueológicos hay un
acuerdo general y compartido de que no son recomendables sino de forma
excepcional; por tanto, las intervenciones in situ son las que hay
que situar hoy, como hace dos siglos, en el centro del debate