Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Tras abandonar Moscú, el escritor y conde Lev Nikoláievich Tolstói
regresó a su vieja aldea en la provincia de Tula para organizar en su
propiedad de Yásnaya Poliana una escuela para campesinos. Entre su
profesorado quiso contar, tal vez guiado por una concepción de la
educación como un proceso esencialmente libre, con una serie de
estudiantes moscovitas empapados de ideas innovadoras (aunque para
algunos fuesen, más bien, revolucionarias e incluso anticlericales).
Esta iniciativa, a la que acompañó la creación de una revista
educativa un tanto heterodoxa, no tardó en captar la atención de unas
autoridades temerosas de que la llama de la revolución prendiera entre
los súbditos del Zar. El resultado fue una nefasta y costosa
operación de espionaje encomendada al agente secreto Shípov, un
«polizonte semianalfabeto que no sabía ni siquiera quién era Tolstói»
y que, junto a su siniestro compinche Gyros, llevó a cabo la
investigación ciñéndose en todo momento y con exquisito rigor a los
principios que habían de guiar todas sus pesquisas: consumo
incontrolado de alcohol, persecución de mujeres y un valiente empleo
de la mentira. Okudzhava, uno de los escritores rusos más singulares
de la segunda mitad del s.XX, se adentra nuevamente con estas
satíricas Andanzas en el género de la novela histórica (previamente
había escrito Un sorbo de libertad, sobre el «decemberista» Péstel) y,
entrelazando fragmentos de misivas oficiales con diálogos delirantes,
hechos ciertos con fantasía a raudales, muestra una vez más su
dominio del lenguaje y su genuina originalidad, al tiempo que denuncia
el profundo arraigo de la mediocridad en los estamentos
gubernamentales.